música
Buscador

Biografía de The Corrs

Biografía de The Corrs

Este grupo formado por una generación de cuatro hermanos nacidos en Dundalk, una pequeña ciudad irlandesa a caballo entre Dublín y Belfast, tiene su origen en las clases de piano que les eran impartidas por su padre, Gerry Corr, componente junto a su esposa y madre de los cuatro hermanos, Jean Corr, del antiguo grupo “Sound Affair”. Hacían versiones entre amigos de los Eagles o los Carpenters, hasta que contrayeron matrimonio.


Curiosamente, uno de sus regalos de boda fue un piano de pared que se convirtió en un juguete más para Jim, el primer hijo de la pareja. The Corrs se gestó pulsando las teclas de ese viejo piano, por el que pasaron también Sharon, Caroline y Andrea. Cuando uno de los hermanos era lo bastante mayor para empezar las lecciones de piano, el testigo era relevado y, para continuar su formación, ese otro aprendía a tocar otro instrumento. Así, los cuatro hermanos recibieron su base musical y de piano y, más tarde, Jim aprendió a tocar la guitarra, Sharon el violín, Caroline el bodhran (un instrumento irlandés de percusión) y Andrea el tin whistle (una pequeña flauta, también de origen irlandés).

Los cuatro hermanos crecieron con la música y en 1990 decidieron crear sus primeros temas en una casa que Jim alquiló y transformó en un mini estudio musical gracias a una grabadora de ocho pistas. Empleaban mucho tiempo en hacer sus temas, pero hacía falta que alguien los conociese, y su oportunida

d llegó ese mismo año con la película “The Commiments”. Acudieron al casting y fueron seleccionados para aparecer en unos segundos de la película, excepto Andrea, que tuvo un papel algo más extenso. John Hughes, coordinador de la música de la película, se quedó prendado de ellos y decidió ser su manager. En 1992 consiguieron su primera actuación, con amigos, familiares y gente del espectáculo como público. Así adquirieron experiencia tocando por los alrededores de Dundalk y Dublín, y Caroline decidió aprender a tocar la batería gracias a su novio. En 1993 llegó su primera actuación profesional; Jean Kennedy Smith, embajadora de E.E.U.U. en Irlanda., se encontraba entre el público y les ofreció tocar en un concierto de la celebración de la copa del mundo de fútbol 1994 en Boston. Tocaron el himno estadounidense y así llegaron a tener una entrevista con David Foster, productor de Atlantic Records, el archiconocido sello de Warner. Tocaron algunos de sus primeros temas, como “Runaway” o “Forgiven not Forgotten”, y “esas tres preciosas chicas y ese chico tan guapo”, según Foster, encandilaron tanto a este que al día siguiente estaban firmando su primer contrato discográfico.

En 1995 salía al mercado su primer album, Forgiven not Forgotten. Su fusión de musica folk irlandesa con Pop y Rock causó un gran interés a escala mundial, siendo disco de oro o platino en 9 países, entre ellos España, colocándose sus singles “Runaway”, “Forgiven Not Forgotten”, “The Right Time” y “Love to Love You” en los primeros puestos de las listas y teniendo una gran acogida de público en su gira. El resultado satisfactorio en general, pero no consiguió conquistar los grandes mercados de Estados Unidos y Gran Bretaña. La discográfica quería conquistar esos dos grandes mercados, y ese fue uno de los grandes objetivos de Talk on Corners, su segundo trabajo.

Los temas elaborados para este segundo album pasaban desde la versión del famoso Little Wing de Hendrix a canciones tradicionales irlandesas como Paddy McCarthy. No obstante, la discográfica no lo veía con buenos ojos y creía que no tendría la salida suficiente a los mercados que pretendía conquistar. Tras insistir mucho, Atlantic cedió y dio luz verde al trabajo en 1997, pero en un principio no sería lanzado en Estados Unidos y las ventas globales deberían ser realmente buenas; en caso de no ser así, su contrato se rompería de inmediato. Las ventas fueron como las de Forgiven not Forgotten, por lo que no se conseguía lo que Atlantic pretendía, hasta que llegó el disco tributo a Fleetwood Mac. The Corrs fueron invitados a grabar Dreams, un éxito de los Mac, y esto fue acompañado de un concierto en el Royal Albert Hall que The Corrs ofrecieron al público londinense con un invitado de excepción, el antiguo batería de Fleetwood Mac: Mick Fleetwood. Los londineses tal vez no conocían demasiado a The Corrs, pero sí a Fleetwood; el verlos allí tocando con ese famoso batería catapultó su fama en Reino Unido, por lo que se lanzó una nueva edición del disco incluyendo Dreams. The Corrs pasaron de no ser prácticamente conocidos en Reino Unido a ser la comidilla de todo británico. Las ventas de Talk on Corners subieron tanto que se convirtió en el disco del año, así como Forgiven not Forgotten; la banda consiguió tener sus dos albumes en los puestos 1º y 2º de la lista, cosa que solo consiguieron Los Beatles. Conciertos de su gira mundial como el de Wembley tuvieron que tener hasta seis fechas distintas para acoger el inmenso público que se interesó por ellos.
Así, en 1999 lanzaron una Special Edition de Talk on Corners en América, que siguió sin tener el éxito deseado aunque consiguiesen el disco de oro. Por lo tanto, quedaba todavía la conquista del mercado americano pendiente.

En ese mismo año lanzaron un MTV Unplugged, y su promoción fue abortada por la muerte de Jean, la madre de los cuatro hermanos; y dedicado a ella fue su tercer album de estudio, In Blue.

Este album fue producido por Mutt Lange y Mitchell Froom, famosos productores de artistas con gran éxito en Estados Unidos. De esta manera se consiguió un producto hecho para el mercado americano; tanto fue así que dejaron a un lado sus raíces irlandesas para introducir ritmos de R&B y otros géneros. En 2000 salía a la venta, y su primer single, Breathless, fue un total éxito en USA. Por una parte se conseguía abrir el mercado americano, aunque no fuese un éxito rotundo, y por otra parte un gran número de fans quedaba decepcionado por ese cambio de estilo tan brusco. El disco fue acompañado de una gira mundial en 2001 y una Special Edition.

Tras este trabajo, The Corrs tuvieron un gran descanso de 3 años. Caroline y Sharon contrayeron matrimonio con sus respectivas parejas, Andrea hizo sus pinitos en el mundo del cine y Jim... se dedicó a pilotar helicopteros en su tiempo libre. Así, con las pilas cargadas, decidieron retomar su carrera musical en 2004.

En ese año salió a la venta Borrowed Heaven. En este album recuperaban, respecto a In Blue, el toque folk que tanto les caracterizaba. Singles como Summer Sunshine o Angel tuvieron buena acogida en los países que desde un principio siguieron la carrera de los cuatro hermanos, pero generalmente no fue un trabajo con mucho éxito en los dos grandes mercados que antaño conquistaron. También hubo una gira que los llevó por todo el mundo.

En 2005 hicieron un gran regalo a sus fans con Home, un album que ellos mismos definieron como “un libro de canciones irlandesas”. En él versionan los temas tradicionales con los que se introdujeron desde pequeños en el mundo de la música y que con tanto cariño recuerdan, siempre teniendo en mente a Jean. Contaron con la colaboración de la BBC Concert Orchestra en la mayoría de los temas. Este album tuvo promoción, pero no gira.

Actualmente, Jim también ha contraído matrimonio y ha tenido un bebé, Sharon espera a su primer hijo y Andrea sigue haciéndose un hueco en el mundo del cine a la vez que prepara el que será su primer disco en solitario, Ten Feet High, que saldrá en 2007. Esto no significa que la banda se rompa; simplemente es otra etapa de respiro en la que cada uno de los hermanos abrirá proyectos individuales de distinta índole, ya sean familiares, musicales o de cualquier otro tipo, y en la que tendrán expectativas de retomar su carrera conjunta en un futuro.

Autor: pepelessar

¿Has encontrado algún error en esta página?

Charts Históricos  Chart Julio

Últimas acciones

Más acciones

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información